MODULO DE VENTAS
   
La realidad y yo
La actividad de VENTAS, no siempre es tomada como una PROFESIÓN, más bien se confían en las aptitudes personales o en la creencia de que "cualquiera puede vender si lo intenta". Sin dejar de tener en cuenta las aptitudes innatas de una persona, es necesario que todo vendedor, conozca la filosofía de un proceso de venta y llegue a conformarse como un profesional que actúa con método.La competencia, la complejidad del mercado y el cada vez más elevado nivel de exigencia del potencial cliente, a la hora de satisfacer sus necesidades, requiere de un formal compromiso por parte de la organización de contar con profesionales capacitados para la venta de sus productos y/o servicios.
   
   
Se puede decir sin temor a equivocaciones que el éxito e una organización, cualquiera sea su objeto, está asentada sobre tres pilares que sostienen la realidad de las relaciones interpersonales: El éxito de la organización no es más que el reflejo del éxito de aquellos que la conforman
Para lograr de los demás "lo mejor", hay que estar dispuesto a DAR lo MEJOR de SI MISMO
El éxito se alcanza con esfuerzo, preparación y cuidado constante.
Se requiere de una MOTIVACIÓN sólida, constructiva y sostenidaPero ¿quién logra la motivación y la mantiene vigente en la Organización, actuando así mismo como "motor creativo"?: EL LIDERLos grandes motivadores, Líderes, no nacen sino que se hacen a través de una constante formación y ejercitación.Vale la pena el ocuparse de formar LIDERES en la organización, sencillamente porque de ellos dependerá el FUTURO de la misma.-
     
     
Se puede decir sin temor a equivocaciones que el éxito de una empresa, cualquiera sea su objeto, está asentada sobre tres pilares que sostienen la realidad de las relaciones interpersonales: El éxito de la organización no es más que el reflejo del éxito de aquellos que la conforman
Para lograr de los demás “lo mejor”, hay que estar dispuesto a DAR lo MEJOR de SI MISMO
El éxito se alcanza con esfuerzo, preparación y cuidado constante. Para alcanzar lo expresado, se requiere de una MOTIVACIÓN sólida, constructiva y sostenida como fundamento de la cultura de la empresa.Pero las motivaciones no siempre emergen por sí solas, sino que requieren de incentivos externos que posibiliten esa “fuerza adicional” para que cada un esté dispuesto a utilizar lo mejor de sí mismo en la empresa.Sólo cuando la persona se siente segura, escuchada, tenida en cuenta y respetada, están dadas las bases para que la Motivación surja con fuerzas.
   
   
Dato importante: según la American Management Asociation, el 68% de los clientes que abandonan su relación comercial con una empresa, lo hacen porque el servicio deficiente. No se puede olvidar, que la motivación que lleva a un clientes hacia una empresa en particular, es la de satisfacer sus necesidades, sean éstas explícitas o implícitas. Por otro lado, lo que espera para el momento de intentar satisfacer esas necesidades es: una excelente atención; el producto adecuado; la calidad deseada y un precio justo. Todo esto significa para él, SER RESPETAO COMO PERSONA. La empresa que actúe en la dirección indicada, tendrá mejores oportunidades de ser elegida por los potenciales clientes y por ello crecer más sólidamente en el mercado.
   
   
El ser un VENDEDOR exige hoy no solo la vocación, predisposición o gusto, sino una ajustada capacitación para llegar a ser un profesional de la venta.El mercado, con sus características de alta competitividad, exige de actores que se desempeñen de una manera eficaz y productiva. Por ello la capacitación de quien desee actuar como vendedor es una exigencia insoslayable.Manejar técnicas que lo proyecten hacia concretar ventas, fidelizando al cliente es el gran desafío -
   
   
La experiencia ha demostrado fehacientemente, que la institución que logra TRABAJAR EN EQUIPOS con todos sus integrantes, alcanza un nivel de solidez notable, para emprender acciones concretas en el sector en el que actúa. La Obtención o incremento de los niveles de eficiencia y productividad son una consecuencia directa cuando se logra hacer realidad el TRABAJO EN EQUIPO sustentado por la VISIÓN institucional que se constituya en “la raíz” del accionar .- Pero la realidad también indica que no es fácil que todos los miembros de la institución “vivan” la VISIÓN, por presentar distintos niveles de conocimiento y aceptación de la misma. Se necesita constancia y metodología para facilitar la comprensión y asimilación de la VISIÓN, para que llegue a ser COMPARTIDA por todos.-