Empresas familiares

empresas familiares

Las empresas familiares tienen una particularidad que las hacen únicas. Son lugares donde conviven dos ámbitos: empresa y familia. La coexistencia de éstos genera situaciones particulares porque a veces se confunden estos ámbitos entre sí, y se tratan temas familiares en la empresa o viceversa; o se pueden confundir roles; o atribuirse prerrogativas especiales y diferentes a los demás solo por portación de apellido.

Características

Aunque las empresas familiares conforman la mayoría de las empresas de cualquier país del mundo, siendo los mayores generadores de empleo y riqueza, no existe una clara definición que las identifique. No obstante, se acuerda que poseen estas características:

  • La propiedad está en manos de una o varias familias.
  • Al menos un miembro de la familia participa de la gestión y dirección estratégica de la empresa.
  • Existe un deseo de continuidad de la propiedad en manos de la familia.

Una empresa familiar puede ser grande o pequeña. Las hay recién fundadas y las hay centenarias.

empresas familiares

Hay empresas familiares en todos los rubros. Y aunque cada una de ellas es única -como la familia que la lleva adelante- tienen vivencias semejantes. Comparten etapas y problemáticas. Sólo para citar algunas: cuando los hijos crecen y desean formar parte de la empresa o por el contrario no desean hacerlo; sucesión del fundador; contratar personal jerárquico no familiar; ingreso de parientes políticos; fijación de remuneraciones a familiares; etc.

Buscar ayuda a tiempo

Muchas de estas situaciones enumeradas pueden ser causa de un conflicto que haga desaparecer a la empresa familiar. Hay quienes buscan ayuda antes de que se presenten estos desafíos y en ese caso es mucho más simple llegar a acuerdos. Siempre es más fácil conversar cuando las relaciones y los vínculos son fuertes.

Es en vano pensar que su empresa no va a atravesar por estas situaciones. Llega tarde o temprano. Lo mejor sería estar listos. Nosotros podemos ayudarlo.

El arte del equilibrio entre familia y empresa