MODULO DE DESARROLLO PERSONAL
   
La realidad y yo
La realidad actual, presenta una crisis generalizada. Se puede caer con facilidad en un “pesimismo contagioso" que restrinja notablemente el accionar de los miembros de la Empresa y la consecuencia directa de ello, sería que no se alcancen los objetivos planteados.
Lograr una lectura realista pero ajustadamente optimista de la realidad, ha demostrado ser el punto de partida indiscutible para intentar con alto margen de probabilidad, desarrollar la actividad específica aún en épocas de crisis.
Si a lo expresado se lo complementa con la aplicación de procedimiento impregnados de una empatía interna y externa, sin lugar a dudas se logrará una Sinergia generalizada que permitirá a la Empresa y a todos sus integrantes, afrontar con esperanzas y aún crecer en época de Crisis.
   
   
La tarea cotidiana muchas veces abruma a quien la realiza y hace disminuir las expectativas para el futuro. Por cierto que lo indicado es una generalidad, pero que indefectiblemente se presenta en alguna instancia de cada uno. Conocer la realidad personal “a fondo”, aumentar la capacidad mental, equilibrar los dos hemisferios del cerebro, desarrollar positivamente la autoestima sin excluir al “otro” por ello, concentrarnos en nuestras cualidades, aprender a percibir las oportunidades que siempre están al lado de las amenazas en toda crisis, establecer las mejores metas y esforzarse por conseguirlas, son realidades que potenciarán a la persona, para lograr un mayor y mejor desarrollo personal. Cuando en la empresa, las personas “se sienten bien” aportarán siempre en positivo y con ello el Proyecto Empresario recibirá un increíble impulso de calidad. Sus beneficiarios, los clientes, estarán por cierto AGRADECIDOS.
     
     

Alcanzar los objetivos propuestos (tener éxito) depende principalmente de las competencias personales de cada uno, y dentro de éstas, aparece como fundamental la capacidad de comunicarse. Además de las estrategias específicas y profesionales que puedan utilizar cada persona es fundamental saber: comunicar, escuchar, transmitir con claridad el mensaje, en un marco de respeto a la dignidad personal.

Que cada uno alcance plenamente los objetivos propuestos, implica que debe contar con una Visión para su Vida, poder comunicarla a los demás y con los que “van en su misma dirección” (visión compartida) intentar alcanzarla, con esfuerzos genuinos y por ello positivos.
   
   
Una antigua sentencia dice “Ninguno de nosotros es más brillante que todos nosotros en conjunto”.
Por lo dicho, si en la empresa hay un grupo de personas que piensan conjuntamente, con respeto mutuo, con una excelente comunicación, y apertura, se lograrán mejores resultados que cualquier otra en la que actúan personas aisladas, pensando en soledad, no importando lo “genio” que pueda ser.
Si se pudiera definir que es trabajar en equipo, se podría decir que se trata de trabajar en forma ordenada, metódica, coordinada, en UNIDAD, logrando así sinergia operativa y generando entre sus componentes, acciones vinculares prosociales.

La Empresa que se orienta hacia la conformación de equipos operativos con las particularidades apuntadas, logra una concreta ventaja comparativa y consolida su accionar en dirección a los objetivos institucionales.
   
   
El coaching empresarial es una nueva disciplina inspirada en los grandes coaches deportivos que es llevada al ámbito organizacional como una forma de desarrollar altas competencias y producir grandes saltos en el aprendizaje de gerentes y ejecutivos.El coaching ejecutivo es una conversación, un diálogo fecundo entre el entrenador y el cliente, mediante el cual el coach busca abrir nuevas posibilidades de reflexión y de acción en el cliente. Esta conversación se inicia y desencadena en torno a las situaciones concretas que enfrenta el entrenado. El coach ayuda al cliente a formular, de modo adecuado las preguntas claves de la situación que enfrenta así como a plantear y articular el problema de manera poderosa. Esta es la primera etapa del coaching.La segunda fase de coaching indaga acerca de los paradigmas y los modelos mentales que llevan al entrenado a plantear la solución de una determinada manera. En esta etapa el coach cuestiona el modelo explicativo de la realidad del entrenado, para validarlo.La tercera fase es el diseño de la nueva solución, aquí el entrenado debe diseñar nuevas conversaciones que lleven a que se creen las condiciones necesarias para que la nueva propuesta ocurra.
   
   
Expectativa: hacia una comunicación con valores.El proyecto de cambio y la competitividad para llegar al liderazgo en una organización, implica que todo el staff se incorpore a la construcción de una visión compartida; para ello se deben crear las condiciones precisas basadas en la comunicación plena y efectiva .El éxito depende de las competencias personales, comenzando por la capacidad de comunicarse. Además de estrategias específicas y profesionales en cada miembro de la organización es fundamental saber: comunicar, escuchar, transmitir con claridad el mensaje, en un marco de respeto a la dignidad personal .-
La Comunicación